Sevilla sigue exigiendo la paz en Palestina.

19 01 2009

pal-014El Altozano, Puerta Osario, el Rectorado y Macarena vieron nacer el domingo en torno a las doce de la mañana las cuatro manifestaciones que, como afluentes, estaban destinadas a desembocar en Plaza Nueva, frente al Ayuntamiento. Cuatro rutas con lemas similares y un objetivo común: protestar contra la invasión israelí en Gaza y mostrar su apoyo a la población de la franja.

Los lemas contra el Estado de Israel, las banderas palestinas mezcladas con emblemas comunistas y republicanos fueron arrastrando a su paso hacia la Plaza Nueva a decenas de ciudadanos, hasta concentrar a entre 1.500 y 2.000 personas, según los datos de la Policía Local. No se repitieron los registros de la pasada semana, tal vez por el anuncio de tregua del Gobierno de Ehud Olmert, pero sí la misma vehemencia y un idéntico civismo envueltos en pañuelos palestinos. Los mismos que compartían los ancianos con sus nietos e incluso los dueños de mascotas con sus diminutos perros. Mientras avanzaba, la marcha bloqueaba los sentimientos de indiferencia.

Sólo valía para los viandantes un asentimiento con rostro serio, una exclamación de lamento o una irritada protesta por lo que algunos consideran una movilización contra una guerra contra el terrorismo. Esta corriente de rechazo y de apoyo al conflicto, que ayer ya se manifestó en Madrid frente a la embajada de Israel, en Sevilla de momento sólo lanza proclamas aisladas acompañadas de una mayor o menor gesticulación, según la convicción del sujeto.

En Triana, los manifestantes se preparaban a las doce del mediodía. Las banderas y pancartas aguardaron hasta que se dio el aviso por teléfono. Era la hora de salir. Altavoz en mano, uno de los múltiples organizadores –la red la conforman asociaciones aglutinadas en torno a la Plataforma Andalucía con Palestina y las bases de IU– comenzó a lanzar las proclamas, que no abandonarían a la manifestación hasta el final: “Israel, asesino de niños palestinos”; “Ya queremos ver que Zapatero cierre la embajada de Israel”; “No es una guerra, es un genocidio”… Las 400 voces llegaron hasta Plaza Nueva, donde les esperaban alrededor de otras 1.200 gargantas más, entre ellos el diputado Juan Manuel Sánchez Gordillo, el coordinador local de IU, José Manuel García, y el ex concejal Francisco Manuel Silva.

Llegó el momento del comunicado: “Consideramos que se trata de una tregua trampa. Pedimos la retirada total de las tropas, la ruptura de relaciones culturales y diplomáticas con Israel y la llamada a consultas del embajador”. Al mensaje le siguieron aplausos, el poema de una joven y una retahíla de proclamas en árabe de un núcleo de inmigrantes que lanzaban consignas de apoyo a la Intifada. El acto concluyó con la segura desazón de que el conflicto no se cerrará esta semana y con una convocatoria más masiva que las últimas: el próximo domingo, a las doce, desde María Auxiliadora.

Pero las protestas no abandonarán la Plaza Nueva en toda la semana. IU lleva su moción al Pleno para condenar la ocupación, pedir la supresión de los acuerdos con Israel y dar un apoyo a Gaza. El PSOE tiene su propia propuesta. Coincide en el fondo, pero no en las formas: los socialistas plantean una condena a Israel y a Hamas, así como una “muestra de indignación”, y dan su respaldo a la actuación del Gobierno. IU abanderaba la manifestación de ayer, el PSOE, de momento, no.

J. Alonso, El Correo de Andalucía.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: